¿Qué es un gestor de contenidos o CMS?

Miércoles, 6 Marzo 2019 - 11:37pm
Consultora Inusual - ¿Qué es un gestor de contenidos o CMS?

Si estás pensando en construir tu propia página web seguro te habrán recomendado usar un CMS. Los motivos para hacerlo son muchos, pero te adelantaré el más importante: facilita mucho la construcción de un website porque los conocimientos en programación que vas a requerir son mínimos.

Aunque la tarea de construir tu propia página web se simplificará mucho con esta herramienta, eso no significa que deje de ser laboriosa. Como toda herramienta, debes invertir tiempo para dominarla y sacarle el máximo provecho posible.

¿Qué es un CMS?

El significado de las siglas es Content Management System y se traduce como sistema de gestión de contenidos. Un CMS es una herramienta que te permite simplificar la construcción de un sitio web aún sin poseer conocimientos en programación informática.

Los CMS se utilizan mucho para la construcción de páginas web administrables, pues proveen la interface administrativa que se utiliza para gestionar los contenidos, modificar el diseño, administrar los usuarios e instalar extensiones.

Existen gestores de contenidos populares que cuentan con comunidades bastante amplias, así como hay desarrolladores que optan por construir sus propios gestores de contenidos ya adaptados a las necesidades de una organización. Sigue leyendo y conocerás la diferencia entre ambos.

¿Cuáles son los CMS más populares?

Los CMS populares son herramientas gratuitas y cuentan con amplias comunidades de usuarios activos que contribuyen al desarrollo de los proyectos. En estas líneas daré unas breves pinceladas de los cinco más utilizados.

  • WordPress: Es el más popular gracias a su simplicidad. Cuenta con una amplia comunidad de usuarios que contribuyen con módulos y plantillas y, además, comparten sus experiencias en video tutoriales y foros. Es el CMS ideal para construir un blog o la página web de una marca.
  • Joomla: Es otro CMS conocido, aunque con un panel administrativo más elaborado. También cuenta con una amplia comunidad de usuarios activos y es ideal para construir páginas web para pymes.
  • Drupal: Aunque es un gestor de contenidos conocido, no es tan utilizado como WordPress o Joomla. La razón es simple: lleva más tiempo aprender a dominarlo. Aún así, es un CMS que ofrece facilidades de configuración infinitas y su comunidad activa se preocupa mucho por la seguridad de las aplicaciones de terceros. Es ideal para desarrollos de alta complejidad, como intranets corporativas y páginas web para medios de comunicación.
  • PrestaShop: Es un CMS enfocado a la construcción de páginas web e-commerce muy conocido y bastante valorado. Es ideal para tiendas online.
  • Magneto: Es otro manejador de contenido enfocado a la construcción de páginas web e-commerce, pero a diferencia de PrestaShop, exige conocimientos técnicos avanzados.

Ventajas de usar un CMS popular

  • Costos flexibles: Si prefieres contratar a un desarrollador que se encargue de construir tu página web administrable, puedes encontrar precios competitivos en el mercado. Otra alternativa es que tu construyas el website, es cuestión del tiempo que tengas disponible. En ambos casos puedes flexibilizar los costos.
  • Amplia documentación disponible: Al existir una comunidad activa de usuarios dispuestos a colaborar, la documentación disponible para solucionar problemas técnicos también estará a tu alcance. Encontrarás soluciones en foros, artículos y video tutoriales.
  • Actualizaciones gratuitas: La comunidad activa responsable de darle continuidad a un CMS también se responsabiliza de las actualizaciones que incluyen mejoras y soluciones para vulnerabilidades de seguridad. Solo tendrás que preocuparte por ejecutar estas actualizaciones en el momento oportuno.
  • Código abierto: Los CMS populares son soluciones de código abierto. Esto significa que si tu desarrollador web desea personalizar las aplicaciones no tendrá inconvenientes para hacerlo.

Desventajas de usar un CMS popular

  • Ausencia de soporte dedicado: Las comunidades activas de usuarios no brindan soporte dedicado, solo lo hacen de forma voluntaria. Si necesitas solucionar un problema técnico y no sabes cómo hacerlo, necesitarás contratar a un desarrollador que te preste apoyo.
  • No se adaptan a todas las situaciones: Los CMS populares no se adaptan a todas las situaciones organizacionales. Esto significa que en casos específicos hará falta que un especialista en informática lleve a cabo personalizaciones para lograr los objetivos del negocio.
  • Extensiones de terceros descontinuadas: Cuando un CMS no brinda soluciones completas, existe la posibilidad de incorporar extensiones de terceros que solucionen el problema. Sin embargo, muchas veces son desarrolladas por usuarios pertenecientes a la comunidad activa y, en ocasiones, no les dan continuidad a sus proyectos.

¿Qué es un CMS personalizado?

Un gestor de contenidos personalizado está hecho a medida; es ideal para organizaciones con procesos complejos. Son proyectos llevados a cabo por programadores y el producto terminado se entrega a los productores de contenidos para que asuman las riendas de la página web administrable.

Ventajas de un CMS personalizado

  • Soporte dedicado: Este tipo de proyectos suelen incluir un contrato de soporte dedicado para solventar situaciones que pueden presentarse, como actualizaciones de seguridad obligatorias y solicitud de cambios para mejorar la página web o el administrador de contenidos.
  • Producto a medida: Un CMS personalizado está hecho a medida. Es una herramienta adaptada a los procesos de tu negocio.

Desventajas de un CMS personalizado

  • Alto costo: Mantener un contrato de soporte activo implica incrementar costos. Además, crear un CMS personalizado es un trabajo que solo puede ser realizado por desarrolladores y requiere más tiempo.
  • Control más limitado: Cuando requieras realizar cambios profundos en tu proyecto dependerás de un equipo de desarrolladores, un servicio incluido en tu contrato de soporte. El tiempo de respuesta estará sujeto a la complejidad de los cambios.

Analiza con paciencia estas alternativas y asegúrate de seleccionar la más apropiada para tu página web administrable. ¿Te sirvió este artículo? Si deseas aprender más no olvides visitar nuestro blog.