Conoce las actualizaciones que debes realizarle a tu página web administrable

Miércoles, 3 Julio 2019 - 9:47pm
Consultora Inusual - Conoce las actualizaciones que debes realizarle a tu página web administrable

Cuando decides tomar el control de tu página web administrable, tienes la obligación de asumir ciertas responsabilidades y mantener actualizada esta plataforma es una de ellas. Tranquilo, aunque parece muy complicado en realidad no es difícil de comprender.

La tecnología cambia constantemente. Seguro que has tenido que actualizar en varias oportunidades las aplicaciones de tu teléfono y le has dado luz verde al sistema operativo de tu computadora para que ejecute actualizaciones de seguridad.

Las páginas web administrables también exigen actualizaciones; mi intención es explicarte en qué consisten y los perfiles profesionales que pueden apoyarte para mantener tu website actualizado.

Actualizaciones propias de una página web administrable

Dependiendo de las funciones que tenga tu página web administrable existirá cierta cantidad de actualizaciones, sin embargo, yo las divido en tres tipos. A continuación te las menciono.

1. Actualizaciones de contenido

Son las actualizaciones más frecuentes y las más importantes si deseas atraer posibles clientes ejecutando un buen plan de marketing digital. Es una responsabilidad que tu puedes asumir, aunque también puedes apoyarte con un content manager (responsable de la producción de contenidos) si dispones de poco tiempo.

La frecuencia de estas actualizaciones depende de ti, aunque cuánto más contenido de valor produzcas, mejor. Este tipo de actualizaciones también aplica para tu portafolio de productos o servicios disponible en tu página web, asegúrate de que siempre esté al día para no generar confusión.

2. Actualizaciones de tema o plantilla

El tema o plantilla de tu página web administrable debe ser actualizado con cierta frecuencia. La idea es que tu sitio web se visualice correctamente en los diferentes navegadores que están a disposición de los usuarios de internet. Recuerda que el tema es la máscara de tu página web administrable.

Algunas plantillas se pueden actualizar con facilidad porque sus creadores incluyen funciones de actualización, mientras que otras, habitualmente personalizadas, requieren la intervención de un especialista. Es importante que te mantengas al tanto de las actualizaciones pendientes para garantizar que tu web se visualice correctamente en todos los navegadores.

3. Actualizaciones de núcleo y módulos de terceros

A partir de aquí viene lo técnico, pero calma, comenzaré por explicarte a qué me refiero con esto. Toda página web administrable, haya sido creada con un manejador de contenidos popular o propio, dispone de un core o núcleo. Estas son las herramientas y módulos que incluye la plataforma de forma nativa.

En cambio, los módulos desarrollados por terceros son aquellos que se instalan con el propósito de ampliar las funciones que el core de la plataforma web no cumple o no lo hace de forma eficiente. Este tipo de módulos complementarios y son desarrollados por usuarios que desean ampliar las funciones de la web y comparten su trabajo con otros creadores de sitios.

Una analogía que servirá de ayuda para entender lo que acabo de explicar, es tu smartphone. Tu teléfono viene con un sistema operativo, como Android o iOS, junto con aplicaciones nativas que te permiten realizar tareas. Esto vendría siendo el equivalente al core de tu página web administrable.

Sin embargo, cuando las funciones de tu teléfono no satisfacen tus necesidades, instalas aplicaciones desarrolladas por terceros. Si necesitas un servicio de mensajería, instalas WhatsApp, si deseas acceder a tus cuentas bancarías, instalas las aplicaciones que los bancos te facilitan, y así... La misma situación se presenta en las páginas web administrables cuando deseamos ampliar sus funciones.

Pues bien, así como actualizas el sistema operativo y las aplicaciones de tu smartphone, el core y módulos de terceros instalados en la página web también deben actualizarse con cierta frecuencia. Dicho esto, es necesario que comprendas que en este caso existen dos tipos de actualizaciones:

  • Actualizaciones de mejora: Son actualizaciones opcionales que se liberan con el propósito de incluir nuevas funcionalidades, solucionar problemas de incompatibilidad o mejorar el rendimiento. No son actualizaciones prioritarias, así que puedes tomarte tu tiempo para ejecutarlas.
  • Actualizaciones de seguridad: El propósito de estas actualizaciones es corregir vulnerabilidades que pudiesen aprovechar los hackers. Estas actualizaciones sí son prioritarias y exigen atención inmediata, nunca permitas que se queden sin ejecutar.

Si tienes control de tu página web administrable y dominas muy bien la herramienta, puedes llevar a cabo estas actualizaciones por tu cuenta; si por el contrario solo te dedicas a actualizar el contenido del sitio, contacta al especialista responsable de prestarte soporte técnico.