¿Cómo saber si tu organización necesita una plataforma de automatización de contenidos?

Viernes, 6 Julio 2018 - 9:02pm
Plataforma de automatización de contenidos

Las plataformas de automatización de contenidos actualmente son de gran ayuda en las organizaciones. Todos los contenidos necesariamente deben ser administrados de forma eficiente para garantizar que estos lleguen al público objetivo seleccionado.

El auge de los canales digitales trajo consigo la necesidad de difundir los contenidos de forma práctica, de ahí surgió otro de los dilemas de la creación de contenido: la entrega oportuna. La automatización de contenidos no solo facilita su creación, también influye en la forma en que la información es enviada al público objetivo en el momento necesario.

Plataforma de automatización de contenidos

Existe un sinfín de situaciones que impulsan a las empresas a implementar una plataforma de automatización de contenidos; muchas están relacionadas directamente con el desafío de adaptarse a las necesidades de sus clientes.

Pero en cualquier caso, estas empresas no aprecian inmediatamente que tienen un problema con el proceso de creación de contenidos, solo se percatan cuando la gravedad de la situación llega a un punto en el cual la única respuesta es una transformación profunda. Ahí es donde entra ese nuevo paradigma de creación de contenidos.

Pero ¿cómo saber cuándo implementar una plataforma de automatización de contenidos? Aquí algunas realidades incómodas:

Tarda mucho tiempo en publicar contenido

Tardar mucho tiempo en publicar contenido es una de las primeras señales que advierten la necesidad de automatizar el contenido. Una empresa que tarda o se toma un tiempo excesivo en la creación y entrega de contenido requiere ayuda inmediata.

La transformación en este nivel amerita atacar el problema de raíz para luego proceder al cambio automatizado. Este proceso, desde luego, puede ser un poco estresante, pero sus resultados serán muy positivos.

Los primeros pasos en la transformación digital de una empresa siempre serán laboriosos, pero este cambio permite a las organizaciones adaptarse a las nuevas demandas, en este caso, las de contenido de calidad.

Documentos desactualizados que llegan a nuestros clientes

Los documentos desactualizados que llegan a nuestros clientes causarán un daño irreversible a la marca. Es imperativo que todos nuestros aliados comerciales obtengan información precisa y llegue de forma oportuna.

Las fallas en la entrega actualizada de documentos se presenta tanto interna como fuera de la organización. Todo puede ser solventado con la implementación de una plataforma de automatización de contenidos. Con ella podrás crear, adaptar y enviar la información que requieras para mantener la confianza en tu marca.

Demasiados errores en los documentos regulados

Otro de los grandes problemas del proceso manual de creación de contenidos es la presencia de demasiados errores en los documentos regulados. Estos documentos contienen información esencial de cada empresa. Desde procesos hasta información de productos y servicios que pueden contener errores por el constante cambio o intervención.

Eso incluye las inconsistencias tanto en el contenido de la web como en los PDF, materiales publicitarios e impresos. Con la automatización de contenido, estos errores son minimizados casi por completo, permitiendo la entrega de contenido de alta calidad y con los estándares organizacionales en cuanto a comunicación interna y externa.

Publicar más contenidos sin aumentar el tamaño del equipo

El proceso de creación manual de contenido demanda la presencia de un nutrido grupo de especialistas o redactores. Esa cantidad de personas puede ser inviable para una empresa que busca ser más productiva pero con bajos costos.

Publicar más contenidos sin aumentar el tamaño del equipo es posible con la ayuda de una plataforma de automatización de contenidos. Los datos preexistentes o contenido anterior puede ser transformado según los criterios y necesidades de las empresas sin necesidad de contratar más personal.

Este es uno de los principales beneficios de la automatización de contenido. Dota de una herramienta poderosa a las empresas para crear y entregar grandes volúmenes de contenidos a pesar de que cuente con un pequeño grupo de redactores.