¿Qué es el contenido de utilidad?

Lunes, 25 Marzo 2019 - 9:39pm
Consultora Inusual - ¿Qué es el contenido de utilidad?

El contenido de utilidad es aquél que responde a las necesidades de información de los lectores que buscan solucionar algún problema o adquirir conocimientos. Internet está repleto de información y la hay para todos los gustos, en diferentes formatos y según la temática. Pero ¿qué contenido es ideal para tu público objetivo? Es aquí donde entra en juego la investigación y análisis de su comportamiento en la red.

Contenido de utilidad

Para entender qué es el contenido de utilidad es necesario que tengas claro dos cosas: La primera es identificar de forma clara qué contenido tiene valor para tu audiencia, y lo segundo, es entregar ese contenido de forma atractiva y en formatos apropiados según la red social o el entorno digital donde lo distribuyas.

No se trata de distribuir contenido sin estrategia. Es necesario que la marca tenga un objetivo claro, qué quiere hacer y cómo lo va a lograr es lo que dictará la pauta en la creación del contenido de valor.

Una estrategia de contenido de valor se centra en el consumidor más que en el producto. Obviamente las marcas quieren vender, pero para hacerlo en Internet es necesario que hagan una oferta de contenido que sea accesible, atractiva, única, que se aleje de lo convencional, del discurso automático y se enfoque en generar interacción con sus seguidores.

¿Cómo puedes lograr interacción con tus seguidores? Te comparto algunas sugerencias:

  • No distribuyas simple información, haz que el contenido sea participativo.
  • Crea historias entorno a tu marca.
  • Haz que los usuarios y seguidores se sientan protagonistas de esas historias.
  • Crea contenido que responda a los intereses de tus usuarios y los haga sentirse identificados.

Identifica qué contenido de valor crear

Tenemos claro que el contenido de valor responde a los intereses, gustos y necesidades de los usuarios de una marca, ahora bien, ¿cómo puedes identificarlos? Hazlo respondiendo estas interrogantes:

¿Qué tipo de contenido es relevante para tu público?

Una buena forma de saberlo es aplicando una encuesta directamente a tus actuales clientes. Si no tienes clientes aún, puedes estudiar las páginas web y redes sociales de tu competencia, mira qué comparten para su público y así podrás tener una idea del contenido debes crear.

Tu audiencia está en Internet interactuando con marcas parecidas a la tuya. Verifica qué contenido distribuye y cómo impacta en las necesidades de sus seguidores. Constata cuáles detalles han dejado pasar por alto y, a partir de ahí, piensa cómo diferenciarte para que tu contenido sea atractivo para tus seguidores.

¿Qué temas de conversación abordar?

Identifica temas relacionados con tu marca, luego verifica si tu competencia aborda los mismos temas para entender cómo los desarrolla y cuál es su impacto entre sus seguidores. A partir de ahí, crea tu matriz de contenido teniendo en cuenta lo que quieren hablar tus seguidores para generar conversaciones en tus redes sociales o incentivarlos a compartir el contenido disponible en tu página web.

¿Qué formatos de contenido comparten?

De nuevo deberás acudir a las redes sociales e Internet en general para saber qué contenido comparte más tu audiencia. ¿Les gusta más los videos o las infografías? ¿Son más de compartir galerías de tips o infografías? ¿Quieren humor o contenido más serio? Todo esto es relevante a la hora de construir tu matriz de contenido.

¿En qué canales interactúan?

Tal vez tu público objetivo hace más vida en Instagram que en Facebook, o tal vez sea lo contrario. Dependiendo de la edad e intereses, tal vez prefieran una determinada red social más que otra.

Quizás tu público es joven y en ese caso Instagram y Snapchat te iría de maravilla en tu estrategia, o quizás quieras atraer a un público más contemporáneo, en ese caso tu elección más conveniente pudiera ser Facebook o LinkedIn. Lo importante es que identifiques en qué canales interactúan más.

Qué formatos crear

Ya no solo se trata de crear artículos en tu blog, aunque eso sigue siendo igual de necesario. Un recurso escrito para el blog de tu página web puede ser transformado en al menos cinco formatos más. El texto servirá como base para crear nuevos formatos de contenido que se adapten a cada canal digital.

Facebook e Instagram ahora se centran más en los videos que en las imágenes. Twitter quiere acercarse más a contenido especializado, parecido a lo que es LinkedIn.

Algunos de los formatos que puedes usar son:

  • Guías paso a paso
  • Documentos How-to-do
  • Whitepappers
  • Ebooks
  • Podcast o archivos de audios
  • Videos infográficos o animados
  • Galerías de imágenes
  • Gif

Tu marca es tu templo, haz contenido de valor y enamora a tu público.