¿Por qué es mejor construir tu propia base de datos?

Miércoles, 27 Marzo 2019 - 7:28pm
Consultora Inusual - ¿Por qué es mejor construir tu propia base de datos?

Cuando atraemos usuarios a nuestra página web siempre deseamos que regresen con la intención de incrementar las posibilidades de concretar un negocio. ¿Qué se necesita para que retornen? Bueno, es indispensable que nuestros visitantes nos faciliten su información de contacto voluntariamente a través de un canal específico, como un formulario web. Con esto seremos capaces de construir una base de datos propia que nos servirá para mantener una comunicación constante.

Las bases de datos construidas de forma natural, y sin la intervención de terceros, tienen implícito el permiso necesario que un usuario le da a una marca para que esta se pueda comunicar con él regularmente a través de hilos de correos electrónicos desde donde se le informa, educa y ofrece ventajas de los productos o servicios que ofrece. En términos simples, son listas de contactos que han manifestado de forma voluntaria desear recibir información de utilidad o comercial.

Construir una base de datos propia

Es muy importante que entiendas que nunca debes construir una base de datos propia extrayendo información de canales convencionales como las redes sociales y otros servicios asociados sin autorización previa del usuario. Tampoco la idea es hacerse con una base de datos comprada.

El retorno de inversión por la compra de una base datos construida por un tercero es ínfimo, es mucho más rentable construir una base de datos forma natural a través de una captación más orgánica de datos personales.

Cómo construir una base de datos

Las bases de datos deben ser construidas con la ayuda de diferentes recursos, como formularios web que puedes colocar en diferentes secciones de tu página. Otra alternativa es por medio de una landing page desde donde puedes hacer la venta directa de un producto o servicio, o el ofrecimiento de un contenido específico que le ofrezca información de valor o eduque al usuario que busca despejar alguna duda.

Esta información de valor o educativa puede venir en diferentes formatos: ebooks, whiter paper, podcast, entre otros. Pero el secreto de todo este proceso es lograr que sea el mismo usuario quien te autorice enviarle información de relevancia cuando la tengas disponible.

Saber lo que tus clientes desean es el otro paso para seguir cuando quieras hacerle llegar esa información de valor a esa base de datos que estás construyendo. También es necesario que esos contactos sean segmentados según su demografía, afinidad a cierto contenido de productos o servicios, entre otros criterios que consideres pertinentes.

De nada vale construir una base de datos que no se encuentre bien orientada a los objetivos que tiene la marca fijados para la conversión de nuevos clientes.

Estrategia para construir una base de datos

Para construir una base de datos de forma natural debes definir lo siguiente:

Público meta

¿A cuál público quieres atraer con tu campaña? Debes definir a la perfección a ese individuo que mejor se adapta al usuario -comprador- ideal que buscas para convertirlo en un nuevo cliente. La mejor forma de lograrlo es estudiando a tu público de forma exhaustiva para luego construir a tu buyer persona (comprador ideal) con el que basarás toda tu estrategia de atracción y conversión.

Canales

Una vez que hayas definido a tu público objetivo y buyer persona, llegó el momento de establecer por cuáles canales quieres atraerlos. Para ello debes entender en qué canales tu buyer persona interactúa más. ¿Por correo electrónico o redes sociales? Si es en las redes sociales ¿en cuáles desarrolla una mayor actividad?

Formulario

Sea cual sea el canal, lo importante es redirigir todo el tráfico a tu web que es el centro de todo tu negocio. Este tráfico lógicamente irá hasta un formulario que por lo general se encuentra en una landing page desde donde se le ofrece información esencial al usuario para que acepte dejar sus datos a cambio de algo.

Ese “algo” puede ser desde contenido de utilidad que desee descargar hasta la simple decisión de recibir información sobre un determinado producto o servicio. El resultado de todo esto es la construcción orgánica de una base de datos.