7 puntos que debes considerar al construir tu página web administrable

Viernes, 9 Noviembre 2018 - 10:24pm
Consultora Inusual - 7 puntos que debes considerar al construir tu página web administrable

Concretar un proyecto le exige a cualquier emprendedor organizar sus ideas, y el desarrollo de una página web administrable no es la excepción. Muchos asumen que construir un website es un simple pedido, pero lo cierto es que, si se quiere crecer en el entorno digital, hace falta una buena planificación.

Una página web administrable puede ser una buena inversión o un gasto sin control, todo depende de la visión y orden que tenga el empresario respecto los objetivos que desea alcanzar con la plataforma. En términos simples, el proyecto web siempre se ajusta a los objetivos.

En el siguiente artículo pretendo aclarar algunas dudas y así tengas una visión más clara sobre lo que debes tomar en cuenta para construir tu página web.

Lo que debes saber para desarrollar tu página web

Planificar la construcción de una página web no es tarea sencilla, lleva tiempo ordenar todas las ideas que pretendes desarrollar y, para eso, es necesario entender algunos puntos relacionados a la creación de un website.

Estrategia de marketing digital

Este primer paso es el más importante y, además, el que te llevará más tiempo. Comprende la estrategia que aplicarás en la página web de tu negocio y las tácticas para alcanzar tus objetivos a corto, mediano y largo plazo. La información es vital para la construcción de tu sitio, pues la plataforma debe ser apta para la ejecución de la estrategia.

Diseñar una estrategia de marketing digital para el impulso de tu marca a través de canales digitales tiene una relevancia absoluta si tu objetivo principal es obtener un retorno de inversión en un plazo establecido. El problema es que muchos emprendedores no saber cómo comenzar. Aunque tienen ideas sueltas de lo que debe contener su página web, el lanzarse a su suerte sin contar con una buena planificación puede llevarlos al fracaso.

El objetivo de una estrategia es hacer que la página web tenga éxito una vez esté puesta en línea. Si no sabes cómo organizar tus ideas, consulta con un profesional antes de invertir tu dinero.

Perfil de tu comprador ideal (buyer persona)

Tu comprador ideal, también conocido como buyer persona, es una representación semi ficticia del prospecto de tu marca. Se trata de una definición sobre el arquetipo de ese individuo que incluye características como su nombre, edad, capacidad adquisitiva, datos personales, laborales y demográficos; así como sus gustos, miedos, necesidades o dolores.

Para construir un buyer persona se debe realizar una investigación sobre el público objetivo que la empresa desea atraer para luego hacer una selección de las personas que componen ese público y definirlos completamente. En ninguna circunstancia se debe construir un buyer persona bajo la suposición de lo que creemos que sería ese comprador ideal. Los datos deben ser obtenidos a través de una previa y exhaustiva investigación que permita conocer de primera mano los datos relevantes de esa persona.

Cualquier negocio que sea capaz de definir su buyer persona de forma correcta tendrá una ventaja competitiva frente a su competencia. Tendrá claro a qué público desea atraer y sabrá cuáles tácticas podrá aplicar para convertirlos en nuevos clientes.

Proceso de compra (buyer journey)

El proceso de compra está asociado con la metodología inbound. Aún si en principio no pretendes ejecutar una estrategia de inbound marketing, es importante que esquematices las etapas de tu proceso de compra antes de crear tus contenidos. Lógicamente, para cada negocio es distinto, pero la estructura del proceso se mantiene.

Todo inicia con el descubrimiento (o awareness), seguido por la etapa de investigación, hasta alcanzar el momento de la decisión. En este punto, el usuario, a través de un proceso de nutrición, ya se ha informado lo suficiente y le resultará más sencillo decidirse por la adquisición de nuestro producto o servicio.  

Un buyer journey debe ser diseñado a partir de cada buyer persona. Esta información te será de mucha ayuda para crear contenido relevante, con mayor valor y usabilidad posible para cada comprador ideal. Es la forma más eficiente de lograr atracción, fidelización y conversión a través de tu página web.

Flujo de interacción web

El flujo de interacción de tu website es un mapa de las diferentes páginas que integrarán tu sitio web. Representa en un gráfico las posibles rutas que seguirán los usuarios al momento de realizar una tarea específica, incluyendo la interacción con tus contenidos.

Este flujo de interacción puedes crearlo a partir de un mapa mental o diagrama de flujo que te permita esbozar cómo estructurar tu página web. Puedes dividir el flujo en varias capas y así ordenarlas mejor. La idea es que el orden guarde relación con la relevancia de cada capa con el objetivo de mejorar la experiencia del usuario.

El wireframe

Un wireframe es una representación básica o guía visual del esqueleto o estructura a desarrollar de una página web. Dentro de este se hace un esbozo que muestra cómo será el orden de los contenidos, elementos de interfaz, entre otros.

Tú puedes diseñar el wireframe de tu negocio en papel o en una pizarra. Dibuja todos los elementos que se te han ocurrido para luego ordenarlos en virtud de una historia, es decir, lo que deseas comunicar a través de tu página web.

El wireframe te permite ver qué es lo más relevante para tu. Además, minimiza los errores de diseño, de esa forma podrás construir un website que se aproxime a la exactitud de tu idea y visión.

Investigación de palabras claves

Tu página web administrable necesitará contenido para posicionarse de forma orgánica, ¡y en cantidad! Esto no significa que debas tomar su producción a la ligera, mucho menos sin seguir una estrategia.

Es fundamental que cuentes con un plan de contenidos íntimamente relacionado con los objetivos de tu estrategia de marketing digital. Es una guía que te servirá para definir la línea de contenidos a desarrollar que mantendrán actualizada tu página web.

Al tener definidos los buyer personas y buyer journey, podrás saber qué tipo de contenido personalizado, con valor y de utilidad necesitarás crear para cada etapa del proceso de compra, de modo que puedas atraer, fidelizar y convertir usuarios en nuevos clientes.

Esta información deberás complementarla con los resultados de investigación intensiva de cuáles palabras claves necesitarás incluir en tus contenidos para posicionarlos de forma orgánica en los diferentes motores de búsqueda como Google.

Te recomiendo que selecciones palabras clave de cola larga, es decir, frases que contienen más de tres palabras como, por ejemplo “mejor lugar para ir de vacaciones en verano” o “alquileres económicos de oficinas en Lima”.

Las palabras de cola larga son menos competitivas que las de cola corta. Aunque parezca algo negativo, en realidad las palabras de cola larga son las más utilizadas por los usuarios que buscan información específica, además, te permitirán atraer tráfico cualificado según tu buyer persona.

Estas palabras claves deben estar integradas tanto en el contenido interno de tu página web, como en el home (página de inicio). No olvides incluirlas en cada uno de los artículos que redactes para tu blog.

El diseño, tu producto final

Cuando llegues a este punto debes asegurarte de que el diseño de tu página web sea lo más intuitivo posible. Si has elaborado un buen wireframe no deberías tener inconvenientes a estas alturas, pero, si detectas alguna situación que afecte la experiencia de los usuarios, realiza los ajustes necesarios.

Un diseño cargado y no responsive desmotiva a los usuarios a visitar tu website e incrementa las tasas de rebote (cibernautas que no superan los 30 segundos en tu sitio). Por lo tanto, tus intenciones de atraer nuevos usuarios para fidelizarlos y convertirlos en nuevos clientes se verán truncadas por un mal diseño.