4 claves para generar contenido de valor

Jueves, 15 Agosto 2019 - 8:04pm
Consultora Inusual - 4 claves para generar contenido de valor

El contenido es el Rey, eso nos ha quedado claro a quienes nos dedicamos a su creación para diferentes canales. El contenido de valor es producido con objetivos claros: difundir ideas, cambiar paradigmas o creencias. En concreto, enseñar y establecer claridad entre tanta irregularidad.

Cuando una persona necesita algo que aún no tiene en claro qué es, el contenido adecuado le permitirá identificar qué es eso que quiere y, mejor aún, quién puede ayudarlo a solucionar su situación.

Los usuarios en las redes sociales y otros entornos digitales constantemente interactúan con diferentes formatos de contenido: imágenes, infografías, GIF, videos, audios, artículos y más; todos diseñados con el fin de educar durante la toma de decisión del usuario.

Contenido de valor

Internet está repleto de todo tipo de contenido y para lograr nuestros objetivos de conversión debemos ofrecer valor al usuario. Te comparto a continuación algunas claves que te pueden servir durante la creación de tu contenido:

Dar valor conociendo a tu cliente y lo que necesita

Primero debes identificar el público al cual te quiere dirigir, entender su comportamiento y en dónde interactúa. Indaga sobre sus necesidades y qué le aqueja. Cuando lo tengas claro, comenzarás a visualizar el contenido ideal para tu marca, pero con el agregado de que tendrá un profundo valor de identificación.

Cuando ese usuario calificado te encuentre en la red, notará que tu contenido responde a sus inquietudes y que, además, eres tan amable de aportarle información sobre lo que le sucede y qué debe hacer para solucionarlo.

Hay quienes van un paso más allá y entienden muy bien cómo piensan sus potenciales clientes y van adaptando cada contenido, de esta forma lo personalizan más y encuentran un enfoque para cada comprador ideal. Cuando un usuario siente que alguien lo entiende a la perfección, más sencillo será fidelizado y su relación con la marca se mantendrá siempre.

Exprésate como lo hace tu audiencia

El contenido en la red cala más cuando se crea teniendo en cuenta cómo el público potencial habla en las redes sociales. Para conocer eso, tendrás que hacer una investigación exhaustiva en las diferentes plataformas donde hacen vida.

Un caso de éxito de este tipo son las redes de Netflix. Ellos recogen lo mejor de la cultura pop y los memes de las redes sociales y los transforman para mantener la interacción y vigencia de la marca entre sus usuarios.

Si eres capaz de crear contenido teniendo en cuenta cómo se expresa tu audiencia, cuando alguno de ellos te encuentre en la red notará inmediatamente que tú eres uno de ellos, que lo entiendes y que su cultura está presente en ti. Es simple bidireccionamiento, feeling y atracción.

Usa los formatos preferidos de tu audiencia

Los jóvenes interactúan más con memes e imágenes llamativas. Algunos adultos prefieren leer y otros quieren que ese contenido sea en video.

En lo personal consumo un poco de todos, pero he notado que hay jóvenes que consumen más contenido en YouTube que en otra red social. También he visto a quienes no pierden de vista los estados en Instagram o WhatsApp incluyendo sus “en vivo”.

Cuando estás entendiendo el comportamiento de tu audiencia, es importante entender cómo vas a distribuir tu contenido de modo que llegue a ellos en el formato idóneo.

Si tu audiencia prefiere los videos, ¿qué lograrás creando artículos e infografías? ¡Perderás el tiempo! Sí, hay mucho valor e información útil, pero el formato no es el adecuado y tu contenido se perderá en la red.

Optimízalo según el canal

Google tiene sus reglas para la creación y difusión de contenido en su plataforma. Igual Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram y pare de contar. Por ejemplo, Facebook prefiere más los videos que cualquier otra cosa, incluso creó una herramienta enfocada a eso. Lo mismo sucede con Instagram.

Por ahora no existe una regla unificada para la optimización del contenido que se van a distribuir en las diferentes plataformas, es por eso que debes volverte más que un experto entendiendo cómo funciona el algoritmo de cada una para que tu contenido llegue a tu público objetivo.

Cuando logres establecer las tácticas para optimizar tu contenido de valor y entregarlo en los formatos adecuados según tu audiencia, podrás empezar el siguiente nivel: conversión y ventas.